Nuestro Compromiso

Con el medio ambiente

Drummond está dedicada a los más altos estándares de excelencia. Esta filosofía se ha demostrado en todos los aspectos de nuestro negocio, incluyendo las medidas adoptadas para proteger el medio ambiente. Las comunidades con las que compartimos la tierra elogian nuestra firme adhesión a la gestión responsable con el medio ambiente

Una pequeña muestra de algunos de los premios, tanto a nivel nacional y estatal que Drummond Company ha recibido por nuestro trabajo en esta área son los siguientes:

  • Excelencia en minería a cielo abierto y rehabilitación de tierras –U.S. Department of the Interior
  • Premio ASMC Reclamation Award a la mejor rehabilitación de tierras en el estado de Alabama
  • ASMC John M. Cardwell Memorial Award
  • IMCC Kenes C. Bowling Coal National Mine Reclamation Award

Desde la remoción de la capa superior vegetal en las zonas de explotación, Drummond utiliza una serie de protocolos que juegan un papel vital en las operaciones mineras, iniciando por la preservación de la materia orgánica que es depositada en grandes pilas para luego ser utilizada más adelante en el proceso de revegetalización de taludes. Nuestra gestión ambiental está claramente centrada en la prevención, mitigación y compensación de los efectos ambientales y sociales creados por la actividad minera, el transporte ferroviario de carbón, y el manejo en el puerto para la exportación. Tomamos todos los esfuerzos posibles para asegurar el uso racional y eficiente de los recursos naturales necesarios para llevar a cabo nuestro trabajo.

En 2010, se recuperaron 71,008 kilos de plástico, 70,264 kilogramos de cartón, 70,098 kilogramos de aluminio, y otras grandes cantidades de material reciclable. La estrategia ambiental de Drummond no sólo reporta una disminución de recursos dispuestos en los rellenos sanitarios, sino un mejor aprovechamiento de los mismos. Los procesos que utilizamos para hacer nuestra actividad de reciclaje competitiva incluyen la clasificación, compactación y el procesamiento de materiales o su valoración directa en usos artesanales por parte de la comunidad local.

Como un ejemplo concreto de nuestra administración innovadora de la tierra, Drummond ha tomado el trabajo de rehabilitación de tierras tradicional un paso más allá mediante la conversión de terrenos rehabilitados cerca de Birmingham, Alabama, y Lakeland, Florida, en grandes proyectos residenciales y campos de golf. Drummond ha ganado un total de seis premios nacionales y 40 premios estatales, destacando nuestra sólida trayectoria de reforestación, rehabilitación y revegetalización. El trabajo de rehabilitación es un proyecto en curso en las propiedades mineras de Drummond. Hasta la fecha, Drummond ha rehabilitado más de 60 aéreas mineras.

En la mina Pribbenow más de 600 hectáreas perturbadas por las operaciones mineras se encuentran revegetalizadas y en proceso de reforestación, garantizando así que, en el momento en que la actividad minera termine, los predios se reincorporen al medio natural. De la misma manera, Drummond está llevando a cabo actividades de reforestación en las cuencas altas y medias de los ríos que pasan por la zona minera, en beneficio de las comunidades presentes en la zona.

Un proyecto piloto de reforestación se lleva a cabo en la cuenca del río Sororia en las estribaciones de la Serranía de Perijá. Ya hay 288 hectáreas de la protección de todo el río, y 4 hectáreas por valor de los cultivos agroforestales han sido sembradas. Gracias al programa regional de conservación animal, el proyecto ha recuperado el Embalse El Paujil, convirtiéndolo en un embalse con capacidad de almacenamiento de 9 millones de metros cúbicos de agua.

A través de programas como “Poblaciones verdes”, se busca reforestar las riberas de los ríos en cada municipio. Los programas también tiene el objetivo de sembrar árboles en escuelas, parques y carreteras principales de estos lugares.

Con el fin de controlar la emisión de sustancias contaminantes a los cursos de agua, se han implementado sistemas industriales de tratamiento de agua, así como canales que recogen toda el agua superficial generada por los proyectos. Esta agua fluye en estanques de sedimentación donde las partículas suspendidas en el agua son recogidas antes de que el agua sea liberada en los canales naturales.

Drummond ha establecido 75 estaciones para monitorear la calidad de las aguas superficiales y subterráneas, con el fin de garantizar que las medidas preventivas adoptadas están siendo efectivas. Todas estas muestras son analizadas en un laboratorio ambiental acreditado por el Ideam (el primer laboratorio creado por una empresa minera en recibir la acreditación en Colombia). El agua subterránea se controlará mediante 44 pozos ubicados en las cercanías de los proyectos de la empresa.

Drummond ha invertido un esfuerzo significativo para reducir al mínimo las emisiones de material particulado en la atmósfera.

La tierra que pertenece a la empresa situada en torno a la operación minera, que no se ve afectada por la actividad minera, ha sido designada como una reserva natural con el fin de mejorar las condiciones del hábitat para las especies nativas y protegerla contra las acciones del hombre.

Además, Drummond humecta las carreteras y patios de acopio con 27 camiones cisterna con capacidad de hasta 20,000 galones. En las áreas de operaciones mineras y de transporte de material, se utilizan cañones de agua con el fin de cubrir grandes áreas. En las bandas transportadoras, en los puntos de transferencia de carbón y material estéril, y en el cargue del tren existen sistemas de alta presión de rociado de agua con el fin de controlar la emisión de material particulado en el aire.

En la actualidad en Colombia, hay 11 estaciones de monitoreo de aire y 97 estaciones de monitoreo de aguas lluvia, ríos, aguas subterráneas y estaciones meteorológicas.